APROBADO EL PRIMER PROCESO DE LAS AYUDAS LEADER EN CAMPO DE BELCHITE

APROBADO EL PRIMER PROCESO DE LAS AYUDAS LEADER EN CAMPO DE BELCHITE
La Dirección General de Desarrollo Rural resolvió el primer proceso selectivo de la convocatoria de ayudas Leader, financiadas al 80% con FEADER y al 20% por el Gobierno de Aragón, propuestas por Adecobel para la comarca Campo de Belchite.  
En total han sido 19 las solicitudes aprobadas, pertenecientes a diferentes líneas de ayuda: Proyectos productivos para la mejora de la competitividad de las pymes; cooperación entre particulares; Proyectos no productivos: centrados en formación, inversiones materiales para la creación de empleo e Infraestructura social.
El presupuesto disponible para el primero de los dos procedimientos de selección de la convocatoria de 2017, que empezó el 14 de noviembre de 2016, finalizó el 28 de febrero de 2017. Este primer proceso contó con el 80% del presupuesto de la convocatoria, lo que supuso casi 43.000 € destinados a proyectos de cooperación,  de los que se han concedido 39.374,98€ a tres proyectos cuya temática gira en torno a la puesta en valor del patrimonio medioambiental de las zonas en las que operan. Se destinaron a la creación y mejora de las pymes 171.916,8€, que se han repartido entre cuatro iniciativas, dos correspondientes a la mejora de empresas agroalimentarias; la tercera a la creación de unas nuevas instalaciones para una de las empresas más importantes del territorio, dedicada al diseño de maquinaria agrícola y la última, la creación de un hotel apartamento en el municipio de Belchite. Los proyectos no productivos contaban con un presupuesto de 140.304€ que han sido repartidos entre nueve expedientes de formación, cuyo principal promotor ha sido la Comarca Campo de Belchite, y tres ayuntamientos con iniciativas sociales que mantendrán y generarán empleo en el territorio. 
En total, las ayudas Leader han dejado en este primer proceso 355.200€ de ayudas, para una inversión privada de 952.426,93€, que favorecen la creación de empleo, mejora de la calidad de los servicios y del trabajo en las empresas beneficiadas, fomentan el asociacionismo entre entidades locales, asociaciones y empresas privadas y son perentorias para la sostenibilidad económica y social de una zona rural debilitada como es Campo de Belchite.